Valdivia

La cultura Valdivia se asentó al sur de la costa ecuatoriana, alrededor de la Península de Santa Elena. También mantuvieron asentamientos puntuales al interior del continente. Habitaron una zona muy árida, donde el Río Blanco es la única fuente de agua y vegetación. Esta cultura tuvo una organización social incipiente, que partía de relaciones de reciprocidad y lazos de parentesco, en asentamientos localizados en las vegas del río.

Durante sus distintas fases, esta cultura se especializó en la producción de objetos haciendo uso de distintos materiales y técnicas, incluyendo talla en piedra y modelado en arcilla. Llegaron a desarrollar y masificar la alfarería en la región. Sus diseños se caracterizan por el uso de formas geométricas y líneas rectas, y decoración con técnicas de modelado, incisión y estampado. Son muy comunes las representaciones humanas de mujeres en forma de figurinas que han alcanzado reconocimiento mundial. Estas figurinas representan a mujeres en diversas etapas de desarrollo, y se especula que pudieron ser parte de ritos de paso.