Inca

El imperio Inca se asentó en Ecuador, principalmente en la Sierra, y tuvo especial importancia en la ciudad de Quito durante los gobiernos de Túpac Yupanqui y Huayna-Cápac. En la costa, su presencia fue menor y se ubicaron principalmente en la isla de la Puna y en la actual provincia de Manabí.

El Imperio Inca empezó a extender su reino en el territorio que se conoce hoy como Ecuador. Construyó centros estatales en la sierra del sur, en Tomebamba e Ingapirca. Con el tiempo, los ejércitos de los Incas avanzaron hacia el norte, dejando sus huellas en San Agustín de Callo, en Quito y en la región de Imbabura. Bajo el mando incaico, la construcción de fortalezas y terrazas agrícolas fue intensificada y se desarrollaron fuertes intercambios con el sur recurriendo al famoso sistema de numeración con cuerdas denominado quipu para la contabilidad. Desarrollaron la agricultura utilizando terrazas de cultivo, también tuvieron animales de corral.

En la actualidad, se cuenta con vestigios arqueológicos de la ocupación Inca en el territorio ecuatoriano, por ejemplo, la fortaleza de Ingapirca en la región de Cañar. En todo Ecuador, existen numerosos vestigios de los caminos que fueron utilizados durante el imperio Inca.