Guangala

La cultura Guangala ocupó el área desde la parte norte de la provincia de Manabí hasta las provincias de Santa Elena y Guayas, incluyendo territorios hacia el este como las cordilleras de Chongón y Colonche en el Guayas. Los asentamientos Guangala eran de pequeñas dimensiones y generalmente se encontraban dispersos a lo largo de las riveras para la obtención de agua dulce.

Guangala es heredera directa de la tradición Chorrera. Su alfarería muestra técnicas de pintura iridiscente, policromado y bruñido. Son recurrentes las formas polípodas (curvas y en terminación puntiaguda), parecidas a raíces o tubérculos. Estas formas eran rellanadas con piedras o semillas, funcionando como sonajeros. Esta cultura también trabajó materiales como el metal y la piedra.

Una característica sobresaliente de esta cultura fue la gran cantidad de instrumentos musicales encontrados en sus asentamientos. Se encontraron numerosos silbatos, posiblemente elaborados para uso ceremonial, que en su mayoría representaban figuras zoomorfas como perros y pájaros. También se hallaron representaciones de larvas y gusanos, crustáceos, moluscos, peces, reptiles, y una gran variedad de aves y mamíferos.