Skip to main content

Arquitecturas Precolombinas

Noviembre 2022 – Mayo 2023

Representar y habitar el pasado

La arquitectura es un lenguaje que  nos  permite  imaginar, moldear y proyectar nuestro mundo. Proponemos un diálogo entre las representaciones arquitectónicas de los creadores precolombinos, la mirada de los primeros viajeros y científicos que las observaron, y las posibilidades que la tecnología nos ofrece para acercarnos a los modos de representar y habitar el pasado. 

La arquitectura expresa la capacidad de las sociedades precolombinas de imaginar, moldear y proyectar el mundo. Nos acercamos a ella a partir de la materialidad de ruinas y estructuras monumentales que han resistido al tiempo. De la forma y el diseño nos hablan también los modelos cerámicos de casas y templos, y las representaciones contenidas en botellas silbato y otros testigos del pasado.


La estrecha geografía de Ecuador conecta el Pacífico y la Amazonía a través de los Andes. Esta microverticalidad nos ha permitido históricamente habitar ecosistemas diversos e interrelacionados en los que se han desarrollado arquitecturas singulares. Las alturas de los Andes fueron el escenario ideal para el despliegue de grandes centros ceremoniales como el sitio de Ingapirca. La investigación sobre el sitio Cochasquí, desde 1932, muestra un sistema de tolas y terrazas agrícolas alrededor de las cuales se organizaron amplias zonas de habitación.

En tierras costeras, las viviendas flotantes y las ágiles y ligeras embarcaciones de madera balsa y velas de algodón fueron características de los pueblos navegantes del pasado, como Manteño-Huancavilca (600 – 1.532 d.C). También fue común la construcción de tolas o montículos artificiales que permitieron habitar zonas húmedas y desarrollar sistemas agrícolas apropiados. En la Amazonía, restos de piedra y de tierra permanecieron ocultos por la espesa vegetación hasta 1956, año en que se identificaron estructuras como las terrazas y recintos domésticos en el Valle de Cosanga.

La arquitectura y las formas de habitar el territorio fueron descritas por viajeros, colonizadores y científicos desde las crónicas coloniales del siglo XVI.  Posteriormente aparecieron en textos e ilustraciones de viajeros como Jorge Juan (1713-1773) y Antonio de Ulloa (1716-1795), o del científico prusiano Alexander von Humboldt (1769-1859). Hacia fines del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX, arqueólogos como Paul Rivet (1876 – 1959), Jacinto Jijón y Caamaño (1890 – 1950), Max Uhle (1856 – 1944) y Pedro Porras (1910 – 1990), entre otros, investigaron la arquitectura del pasado y desarrollaron un lenguaje visual propio para interpretarla.

La exhibición es un diálogo entre piezas precolombinas y textos históricos, planos e imágenes que dan cuenta de diversas miradas a la arquitectura a través del tiempo. Además presenta innovaciones tecnológicas que nos permiten imaginar otros modos de habitar y representar el pasado. 
Piezas destacadas
  • Íconos

    Los sellos se abren ante nosotros desde su fuerza visual y estética. Las imágenes plasmadas sobre estos pequeños formatos muestran el poder creativo de las sociedades precolombinas y su capacidad de abstracción: generan vínculos entre líneas, geometrías, formas, patrones compuestos y signos aparentemente aislados. 

    7_sello, cerámica. Jama Coaque (350 a.C.-1532 d.C.)
  • Cuerpos

    La relación entre sellos y cuerpo humano suele ser pensada desde el marcado en la piel como una forma de ornamentación con varios significados posibles (Alsina Franch, 1958, p.46; Clerc de Cuenca, 1990, p. 30). Por ejemplo, es notable la relación entre las representaciones de la mujer y el mundo de los sellos. Los personajes femeninos de culturas como Jama Coaque (350 a.C. -1532 d.C.) y La Tolita (650 a.c.-300 d.C.), aparecen con marcado corporal y son portadoras de sellos con fines utilitarios o estéticos, a manera de colgantes. Esta diversidad de usos abre otro tipo de aproximaciones al liderazgo femenino, los roles de género en contextos rituales y cotidianos, así como las jerarquías sociales y espirituales del pasado (Gutiérrez Usillos, 2011, p. 232).

    Sello. Cerámica. Manteño Huancavilca (600 – 1532 d.C)
  • Animales

    En las culturas precolombinas, el mundo animal fue profusamente representado. Es probable que los animales representados en sellos estuviesen relacionados con complejos sistemas de creencias e imaginarios colectivos. En ellos, el animal podría tener un carácter tutelar, similar a las nociones de antepasado común o ancestro mítico (Gutiérrez Usillos, 2011, p.232; Ugalde, 2009, pp.159-178). De ahí que otras interpretaciones exploren también el posible sentido heráldico de los sellos. 

    Sello. Cerámica . Jama Coaque (350 a.C. – 1532 d)
  • Textil

    Los sellos tuvieron en el textil una de sus posibles formas de circulación. Algunos autores, basándose en crónicas del siglo XVI y hallazgos en sitios arqueológicos de Colombia (múltiples sellos cilíndricos aparecen junto a elementos como fusayolas, utilizadas para el hilado), sugieren que este material pudo ser también un soporte de marcado (Clerc de Cuenca, 1990; Jaramillo y Contreras, 2017).

    Sello. Cerámica. Manteño Huancavilca (600 – 1532 d.C)
  • Estampados

    La colección del Museo Casa del Alabado contiene dos tipos de sellos: planos y cilíndricos.  Al ser impresos, los sellos planos muestran la huella de lo que se observa en el propio artefacto. Los cilíndricos contienen símbolos conectados que, al extenderse sobre un soporte, tienden a revelar composiciones más complejas. Como en fotografía, el juego entre presencias y ausencias, entre luz y sombra, entre positivo y negativo, devela la cara inversa a la imagen incisa en la cerámica.

    Estampado de sello-plano. Cerámica. Jama-Coaque (350-a.C.-1532-d.C.)
    Reseñas

    En esta exposición se apela a la hipótesis de que los textiles pudieron ser un soporte de marcado para los sellos.

    El Comercio

    Un sólido trabajo de investigación que no solo nos permite entender el funcionamiento diverso de estos objetos, sino que incluso nos invita a adentrarnos en su manufactura.

    Carmen Fernández Salvador, historiadora del arte
    Descubre
    El vuelo de la mujer pájaro

    Inspirado en las formas infinitas de los sellos y su marcado, Pablo Secaira, artista audiovisual interpreta estas formas en una instalación que es parte de la exhibición.

    Exhibiciones pasadas
    Conoce nuestras exhibiciones pasadas.

    Suscríbete a nuestro boletín

    CONTACTO


    • Calle Cuenca N1-41, entre Bolívar y Rocafuerte.
      Centro Histórico de Quito.

    • +593-(02)-2280772

    •  info@alabado.org

    HORARIOS


    • Miércoles a domingo

      9h00 a 17h00
      *Los lunes y martes puedes visitar el museo bajo reserva escribiendo al mail: educacion@alabado.org

    TARIFAS


    • Entrada general USD 6
      Tercera edad nacionales USD 3
      Niños y niñas de 4 a 12 años USD 2
      Estudiantes con carnet USD 2

      Personas con discapacidad, guías nacionales de turismo y niños menores a 4 años tienen entrada libre.

    ENVÍANOS UN MENSAJE


    NUESTROS ALIADOS


    RECONOCIMIENTOS


    Todos los Derechos Reservados © Casa Del Alabado 2020. Desarrollado por NIDO Interactive