Cosanga Panzaleo

La cultura Cosanga Panzaleo se ubicó en un punto intermedio entre la Sierra y la Amazonía ecuatoriana, y provenía originalmente del valle de los Quijos. Su territorio se extendía desde el sudoeste de la provincia de Pichincha hacia Tungurahua y Napo. El territorio era administrado desde tres cacicazgos: Mulahaló, Latacunga y Píllaro. Mulahaló fue el cacicazgo central en donde residía el Hacho (cacique principal). La organización social, como en la mayoría de pueblos precolombinos, era radicalmente jerarquizada y vertical.

Esta cultura se dedicó al comercio por tierra, aprovechando su posición geográfica estratégica. La diversidad climática de sus territorios les permitió cultivar maíz, yuca y otros productos. El ritual era muy importante para esta cultura, al igual que el consumo de chicha, la danza y la música, que conformaban parte de sus ritos.

Se especializaron en la práctica alfarera, tanto para uso cotidiano y doméstico como para uso ritual. Sus figuras en cerámica se caracterizan por mostrar protuberancias en ambas mejillas, indicando que masticaban hojas de coca. Usaron técnicas de acordelado, engobe anaranjado, pintura blanca, desengrasante y talla lítica.