Chaupicruz

Esta cultura habitó en la meseta de Quito, en la actual provincia de Pichincha. Los primeros hallazgos de esta cultura se encontraron en la hacienda Chaupicruz, de la que esta cultura heredó su nombre. Su ubicación geográfica era estratégica para el paso e intercambio de productos entre Amazonía, Sierra y Costa. Chaupicruz exportó principalmente obsidiana e importó desde Sierra y Amazonía oro, cobre dorado, esmeraldas, mullo, hoja de coca y pluma de aves exóticas.

Socialmente, esta cultura estaba constituida como una agrupación de cacicazgos. Se han encontrado sepulturas de 15 metros de profundidad y estructuradas en espiral de piedra. Los cadáveres enterrados muestran niños y adultos enterrados en el mismo sitio, lo que señala que el estrato social era hereditario y no personalmente adquirido. El ajuar funerario para los mindaláes o comerciantes era extremadamente elaborado, con atuendos engarzados de oro o madre perla, joyas en metales, mullo y esmeraldas, recipientes para llipta, plumas y espátulas de hueso.

La piedra fue un elemento de gran importancia para la cultura Cahupicruz. Elaboraron representaciones antropomorfas y zoomorfas en sus piezas, utilizando técnicas como talla lítica de obsidiana, pintura negativa, cerámica pedestal y anular, y decoración con líneas geométricas.