Cerro Narrío

La cultura Cerro Narrío estuvo localizada en el sur de los Andes ecuatorianos, en las actuales provincias de Cañar y Azuay. El clima templado y húmedo de la zona, originalmente cubierto de bosque montano y pastos naturales, fue ideal para la agricultura, su principal actividad. También criaron cuyes y tuvieron grandes rebaños de camélidos.

Su situación geográfica y posición estratégica les permitió ser un punto de paso y control entre Costa y Amazonía. El contacto con Valdivia se hace evidente en los talleres de trabajo y redistribución de la concha Spondylus, utilizada para la fabricación de Ukuyayas o amuletos que representaban a los ancestros. La redistribución de estos objetos sirvió para afianzar la simbología y uso de esta concha en la Sierra.

El trabajo en piedra fue muy importante en Cerro Narrío. Objetos y ornamentos se hicieron en serpentina, calcedonia, turquesa y alabastro. Su cerámica usualmente presenta paredes finas, pintadas de rojo, decoradas con líneas cóncavas blancas y muy pulidas.